Yo veo al mundo yéndose al infierno, y al infierno enjaulado entre montañas de rencor, donde bajan rios de avaricia y ambición, y tambien habían paisajes, que solamente insensibles pueden hacer realdidad, con nubes de acero y árboles de metal, pájaros sin alas, lobos sin colmillos, flores sin raiz y estrellas sin brillo, donde el sabor ya no sabe y el saber sufrimiento, donde si te digo te miento y lo banal es intelecto, vi que me observaban entre cielos y burdos, quise ver colores pero no vi ninguno, quise respirar entre una tos feroz, me pareció gritar pero no tenia ni voz, me puse a llorar y de mis ojos nada, vi sus plantaciones y de semillas granadas, vi como pinchaban con sangre los oidos, quise recordar y recordé olvidos, casi no llegaba a lo mas profundo de mi dolor, y fue ahi donde encontré amor.

jueves, 22 de julio de 2010

La Depresión - Tan Biónica


Se acostumbró a su mundo, se separó del sol
 Se despidió del tiempo, para dormir mejor 
La reina de la noche fue la potenciación 
Y el frío del invierno nunca la perdonó.  
Se despertó llorando, se desilusionó 
Buscando los motivos de su desolación 
La consecuencia grave, la desesperación 
Y el enfermizo juego de la transformación.  
Ella no entiende por qué 
Desembocó en un invierno 
Su veranito de San Juan 
Te veo un poco triste.  
Mi amor, no llores, es la mañana 
La depresión asesina 
Te vino a visitar.  
 Se borra su sonrisa y me pregunta por 
Va a continuar actuando se muere de dolor 
La habitación de golpe le vuelve una prisión 
Apaga los incendios con la resignación.  
Ella no entiende por qué 
Desembocó en un infierno 
Su veranito de San Juan 
Milagros invisibles.  
Y entiendo que 
Mi nochecita salvaje 
Le arrebató la alegría.  
Se borra su sonrisa y me pregunta por 
Es el invierno nena llegó la depresión 
Qué cosa más idiota nuestra conversación 
Qué cosa más horrible que es nuestra habitación.  
Se borra su sonrisa y me pregunta por 
Yo tengo una excusita para vivir mejor 
Un canapé de sueños, una desolación 
Y un aparato enfermo, se llama corazón.  
Se borra su sonrisa y me pregunta por 
Es el infierno nena llegó la depresión 
Qué cosa más idiota nuestra conversación 
Qué cosa más horrible que es nuestra habitación  
Se borra su sonrisa y me pregunta por 
Es el infierno nena llegó la depresión 
Qué cosa más idiota nuestra conversación 
Qué cosa más enferma que es nuestra relación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario